L

Concurso Club Inklings Español
 
 

 

.: Menu :.

29/11/07 11:00:59

Nota: Debido a motivos de trabajo el Autor de la página no se puede encargar de su actualización de forma temporal. En este tiempo delega dicha actualización en el Coordinador General del Club Inklings Español. Sólo él tiene los permisos para modificar y actualizar dicha página a no ser que los Miembros Permanentes del Club Inklings Español me dean a conocer resolución contraria a tal efecto.

 

Avisos legales: 

Esta página web es de carácter didáctico para dar a conocer a jovenes autores pertenecientes al Club Inkligs Español y sólo puede ser utilizado dentro de clubes de lectura por sus miembros, en establecimientos educacionales, de beneficencia u otras instituciones similares, y siempre que esta utilización se efectúe sin ánimo de lucro y previa solicitud al Club Inklings Español.

Todos los derechos pertenecen a los titulares del Copyright.

Cualquier otra utilización de este texto digital para otros fines que no sean los expuestos anteriormente es de entera responsabilidad de la persona que los realiza. La publicación de cualquier parte de los textos que aparezcan en está página web sin contar con la debida autorización del Club Inklings Español o de los autores y titulares de los textos será denunciada como una infracción de los derechos de propiedad intelectual y puede ser constitutiva de delito.

Para contactar con el Club Inklings Español escribir al correo electrónico:

clubinklingsesp1@hotmail.com

 

 

 

Autor de la página web: Juan Ruiz Rodriguez

Representante del Jurado para la elaboración de la página web: Roberto Lopez Vazquez

Poema Ganador del Concurso del Día de las Bibliotecas del Año 2007

EL CABALLERO GALANTE

caballero galante,

mi corazon hipnotizaste

y ahora lo ocultaste.

cuando me despertaste

tu corazon alteraste

y en medio de una noche

de pasion el deseo invocaste.

 

¡oh caballero galante!

¿por que me hipnotizaste?

¡que dificil me resulto no caer

en la tentacion que me mostraste!

me atrapaste en tus brazos

sin darme cuenta.

 

me enseñaste a amar,

cosa que yo habia olvidado,

me seduciste como una flor delicada,

y me dejaste en el extasis.

 

caballero galante

conseguiste tu proposito

de tenerme para ti.

sometiste a mi alma

a cosas inexplicables

 

retaste a mi corazon

a ir detras de ti,

enamoraste mis sentidos

y los provocaste.

 

me consumiste en tu lecho,

me tuviste en tu locura,

y cuando me quise dar cuenta

me hiciste una mujer.

 

me diste una droga que nunca deje

cuando quise dejarlo no pude

porque me habias atrapado,

y no podia salir de ti.

 

conociste a una niña inocente,

y la convertiste en mujer decente,

la hipnotizaste y la deseaste.

le hiciste descubrir la pasion,

el deseo  y la tentacion.

©Rita Corro Granados, 2007

Poema Ganador del Concurso del Club Inklings Español en el Foro de Laura Gallego

Desde el cielo

Me miras, me observas

Siempre fui la pequeña

Con la que más jugaste

Y más tiempo pasaste

Y ahora me pregunto

¿Por que te fuiste?

Te marchaste

Tú que me cuidabas

Todas las mañanas

Las historias pasadas

Con suspiros me contabas

Y yo te escuchaba

Mientras las horas pasaban

Pero ya no queda nada

De esa voz que susurraba…

©Jessica Aguilera Rodríguez, 2008

Cuento Mejor Valorado del Concurso de Cuentos Infantiles 2008

Los Colores de la Amistad

Esa mañana, Salim y Naya, se levantaron muy temprano, antes que sus padres, estaban muy ilusionados con su primer día de colegio, pero también estaban muy preocupados y nerviosos. No hacía mucho tiempo que estaban en esa nueva ciudad, en esa nueva casa, y no conocían mucho el país y casi no hablaban le lengua. Pero donde vivían antes no podían quedarse y sabían que tenían que salir de allí dejando amistades y familiares.

Sus padres les habían hablado, ayer por la noche, de lo bien que lo iban a pasar, iban a jugar a muchos juegos divertidos, aprender cosas nuevas e interesantes y hacer muchos amigos y amigas. Que no tenían que tener miedo por no saber hablar bien y no conocer mucho las costumbres y tradiciones de la gente, que eso ya se arreglaría con el tiempo- Pero a ellos les preocupaba más su piel, era muy morena, y se daban cuenta de que eran la única familia del pueblo así, pero su madre les decía:

- La amistad no tiene colores. EL color de la piel no importa para sentir, para jugar, para hablar, para reír.

Acordándose de esa frase entraron en su aula, vieron a otros niños y niñas como hablaban y reían, y comenzaron a dejar atrás un poco los nervios que llevaban consigo, entraron tímidamente y buscaron sus asientos para sentarse. En ese momento entro la profesora:

- ¡Buenos días niños y niñas!- dijo con voz alta y clara.

- ¡Buenos días profesora!- contestaron al mismo tiempo los alumnos y alumnas.

- Como veis tenemos dos nuevos compañeros, Salim y Naya, vienen de Senegal, y es su primer día de clase y no conocen muy bien nuestra lengua – continuó la profesora. Espero que os sepáis comportar con ellos y ayudarles en lo que necesiten.

Salim y Naya miraron, tímidos pero con una sonrisa, a sus nuevos compañeros, y estos miraban también para ellos, pero con cara de intriga. Llegó la hora del recreo y toda la clase salió al patio. Los alumnos y alumnas de clase hicieron un corro alrededor de los nuevos compañeros.

- ¿Dónde queda Senegal? – pregunto curioso Antonio, uno de los más atrevidos.

- Queda lejos de aquí, en África – le respondió con voz firme Salim.

- ¿Y allí todos tenéis ese color de piel tan oscuro?. Preguntó Eugenia con decisión.

- Creo que sí- respondió Naya un poco temerosa.

- ¿Y porque habéis venido a éste país? – Continuo preguntando Antonio.

- Mi padre es médico y vino aquí por trabajo- contestó Naya- dicen mis padres que aquí podremos vivir en paz.

- ¿Entonces estáis en guerra en vuestro pueblo? – les pregunto Luis.

- Mis padres dicen que no, pero no estabamos seguros en casa, casi todos los días escuchábamos bombas y veíamos pasar por la calle soldados con armas- respondió Salim con un reflejo de pena en su cara.

- Da mucho miedo – continuó Naya – pero aquí no hay bombas, ¿no? –preguntó preocupada.

- No, no te preocupes, aquí estaréis bien- le dijo Antía.

Les siguieron haciendo algunas preguntas más sobre su país, sus costumbres,... Estaban muy interesados e interesadas con los nuevos compañeros, nunca habían tenido a nadie de Senegal en su aula, y eso les sorprendía.

En el segundo recreo ya sabían todo lo que querían de los nuevos compañeros y se pusieron a jugar todos juntos a un juego que conocían Salim y Naya y al que jugaban en Senegal.

Cuando terminaron las clases y se despidieron de sus nuevos amigos, quedando para jugar al día siguiente, Salim y Naya iban con una sonrisa en los labios. Realmente estaban felices, sus padres no les habían mentido. Cuando salieron por la mañana de casa los intentaban animar diciéndoles que todo iba a salir bien, que no tenían por que estar preocupados por nada. Y así había sido, hicieron amigos y el colegio les gustaba mucho. No tenían ninguna preocupación en la cabeza más que buscar otros juegos típicos para contarles a sus nuevos amigos mañana en el colegio, una nueva mañana en sus nuevas vidas.


©Club Inklings Español, 2007

®Arandunë Ediciones Digitales, 2006 para el Club Inklings Español por Juan Ruiz Rodriguez como Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.

D. Juan Ruiz Rodriguez se responsabiliza de cualquier efecto legal que hubiese podido tener la elaboración de esta página web para el Club inklings Español exonerando a este de cualquier posible responsabilidad legal en la que por ignorancia pudiera como autor de la misma haber incurrido. En caso de que el lenguaje html estubiese registrado con anterioridad a la fecha como producto propio por cualquier particular o empresa, le pido disculpas por la utilización de dicho código por no tener conocimiento que el código html en cuestión estaba registrado.

Pido en ese caso que por favor me informasen de tal efecto, y no cobrasen ni ejerciesen ninguna acción legal ni contra mí ni de forma especial contra el Club Inklings Español y permitan a dicho club usar está página como frontispicio inicial de presentación.

 

1